¿Por que son importantes las emociones?

Andrea Reposi Garibaldi
Periodista, Magister en Educación Emocional 
andrea.reposi@viamagis.cl

"Lo esencial es invisible a los ojos, dijo el poeta sabiamente y aunque la vida diariamente te apabulle con razones confía en tus emociones y dale vuelo a tu mente".
 Walter Acarino Ipuche 

Las emociones son una fuente de información fundamental para el desarrollo del ser humano. En ellas podemos encontrar las respuestas necesarias para evolucionar y acertar el camino hacia una vida más plena.
Nuestra educación formal se ha enfocado en el ámbito racional menospreciando las emociones y el cuerpo, resignándonos de alguna manera a un conocimiento parcial y mediocre del mundo y de nuestro verdadero ser. Para lograr respuestas útiles necesitamos alinear nuestras tres dimensiones Cuerpo, Emociones y Mente, sólo de esa manera podemos tener una visión más completa de lo que somos y  de nuestro entorno.
Al conectarnos con nuestro ámbito emocional podemos anticipar nuestras acciones permitiéndonos ser proactivos, ya que son las emociones las que gatillan las acciones. Las emociones básicas son: Miedo, Alegría, Tristeza y Rabia,  cada una de ellas tiene un campo de acción determinado por lo que es fundamental reconocerlas para estar preparado frente a lo que se avecina.
La conexión con las emociones es la primera competencia emocional, permitirnos sentirlas sin juicios simplemente dejarnos sentir. No hay emociones positivas o negativas lo que hago cuando estoy emocionado es lo que puede ser bueno o malo, no la emoción que lo inspira.

Como lo señaló Juan Casassus (2006) en su libro “La educación del ser emocional”: “…Si logro madurar emocionalmente y logro desarrollar competencias emocionales, no puedo sino dar la bienvenida a todas las emociones, a la pena, porque me hace sabio; a la ira que me hace fuerte; al miedo que me vuelve prudente; a la pasión que estimula la creatividad; a la soledad que me hace salir a buscar la conexión con los otros; a la vergüenza que me hace humilde; a la alegría que me expande y me sana; al amor que me completa y me muestra lo bella que es la existencia. Si soy inconsciente, incompetente e inmaduro emocionalmente, la pena me deprime, la ira me hace dañar a los otros, el miedo me hace cobarde, la pasión me lleva a instrumentalizar, la soledad me lleva a la angustia, la vergüenza a la misantropía, la alegría a la envidia. Sólo el amor es especial, pues siempre completa y muestra un mundo bello”.

La invitación es a descubrir nuestras emociones, e integrarlas para así poder evolucionar hacia nuevos y mejores estadios de desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres hacer algún comentario, hazlo acá...